sábado, 25 de agosto de 2012

Multan a mujer por haber dado de comer a niños pobres



Suena extraño, pero el caso sucedió realmente en Philadelphia, donde la alcaldía de ese lugar pretendió cobrarle a una mujer US$ 600 por cada día que haya alimentado a los más de 60 chicos pobres que concurrían 5 veces a la semana para retirar sus alimentos. Los mismos eran distribuidos por la benéfica mujer desde el garaje de su casa.

La alcaldía argumentó que para realizar tales acciones, por más buena intención que exista, se debe pedir permiso a las autoridades. Algo que suena realmente coherente, puesto que la recepción y manejo de bienes comestibles es una cuestión de extremo cuidado en el que hay que tener en cuenta la condición del alimento, su manutención y la forma de entrega. Sin embargo, las buenas intenciones de la mujer quedaban a la vista y ante las quejas, la alcaldía terminó optando por ceder con la condición que la próxima vez que quiera realizar tal actividad pida el permiso pertinente.

Si la multa hubiese surtido efecto, Angela Prattis, la mujer benéfica de 41 años, hubiese tenido que pagar una suma cercana a los 50.000 dólares. "...no es que esté vendiendo comida (...) estos niños están hambrientos..." se la escuchó argumentar.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best WordPress Themes