miércoles, 22 de septiembre de 2010

Holi, la fiesta de los colores.













Cuando comienza la primevera en el hemisferio norte, hindúes de pueblos del norte de la India relizan un peculiar festejo llevado a cabo en la noche de luna llena del mes de marzo. En ella se encienden todos los años enormes hogueras donde queman objetos que acumularon durante el invierno con el fin de purificar la nueva estación y destruir a los demonios.
Ese es el comienzo del festival Holi, que se celebra en los días subsiguientes, caracterizado por su excesiva exposición de colores. La primavera se considera como una estación en la que se genera fiebre y resfríos virales con lo cual los pobladores se arrojan unos contra otros polvos coloridos de consideración medicinal. Estos son fabricados a base de nim, kumkum, jaldi y bilva. De fondo, los tambores se encargan de mantener un clima festivo y de algarabía.












Todo el pueblo se tiñe de colores amarillos, anaranjados, rojos, fuccia, verdes en forma de polvos o tinturas mientras claman al grito de "Holi-hai". Las tinturas son lanzadas por personas que poseen pitchkaris, que son una especie de jeringas, mientras el resto de la gente canta y baila. En esta festividad tanto ancianos como adolescentes se mezclan en el fulgor de la celebración y todas las generaciones participan divirtiéndose.
Por otra parte, durante la festividad, las mujeres tienen permiso para salir a la calle a 'castigar' de manera simbólica al marido que así lo merezca, el cual es azotado por ellas con unas largas varas inofencivas.
El origen de esta peculiar celebración tiene un perfil religioso y es por eso que muchos devotos de Krishna visitan los lugares sagrados para rezar.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best WordPress Themes