sábado, 23 de julio de 2011

Santa Helena, perdidos en el océano.




Quizá a muchos les llame la atención aquellos sitios recónditos del planeta donde el ritmo acelerado de las ciudades, el estrés cotidiano y la contaminación casi son desconocidos. Aquellas ciudades ó pueblos perdidos en el medio de un océano, a miles de kilómetros de la costa de algún continente, donde la naturaleza salvaje y hombre conviven armoniosamente.

Este es el caso de Santa Helena, una isla nada desconocida pero sí alejada y de difícil acceso donde alguna vez el mismo Napoleón Bonaparte debió cumplir su exilio hasta el día de su muerte, allá por el año 1821.

Santa Helena fue descubierta por los portugueses en el 1502 y luego disputada por holandeses e ingleses. Hoy en día forma parte de los territorios de ultramar del Reino Unido. Su idioma oficial es el inglés y el número de habitantes total de la isla es aproximadamente de unas 7000 personas, la capital es llamada Jamestown y esta está localizada entre las laderas de unos de los tantos cerros que ocupan la isla.

El terreno tiene un carácter montañoso y rocoso pero posee también una basta vegetación con características tropicales.









Los atractivos de la isla no son demasiados teniendo en cuenta el poco espacio de terreno, sin embargo los paisajes naturales son verdaderamente armoniosos y dignos de ver. La residencia donde vivió Napoleón Bonaparte puede ser visitada y como peculiaridad: existe un habitante insular alrededor del cual se teje una leyenda un tanto romántica. Se trata de Johnathan, una tortuga, cuya longevidad se remontaría a los tiempos de Napoleón. Sin embargo se sospecha que ésta fuera traída a la isla tiempo después de la muerte del exiliado emperador.






Casa de Napoleón

Otras atracciones:

Jacob’s ladder: Una empinada y estrecha escalinata que sube hacia el monte desde el centro de Jamestown.
Plantation House: La casa del gobernador de la Isla.
Longwood: Residencia donde vivió Napoleón durante su excilio.
High Knoll Fort: construido en 1790, este fuerte funcionó como defensa de la isla.
Heartshaped Waterfall: una cascada en medio de los cerros.
Ex tumba de Napoleón: sus restos fueron repatriados a Francia.

Para llegar a la Isla: solo se lo puede hacer vía marítima. Santa Helena todavía no cuenta con un aeropuerto, aunque su construcción está en planes para los próximos años.
La única opción por vía aérea es viajar por la Royal Air Force desde el Reino Unido hasta la isla Ascención y desde allí tomar un barco. De lo contrario la otra opción es la conexión vía marítima con Ciudad del Cabo.











Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best WordPress Themes